Ayer pasó a vernos un cliente con unas necesidades muy específicas. Quería un ordenador pequeño, con una pantalla grande. Al principio barajamos ordenadores clónicos montados en cajas micro ATX, pero al final nos hemos decantado por un barebone Intel NUC. Es pequeño (muy pequeño), y viene todo integrado, salvo memoria RAM y disco duro. Y aquí es donde me he quedado fascinado. El juguete admite hasta 32 Gb de RAM, y lleva un puerto M2 Pci Express y otro SATA.

Además, trae incorporado un soporte VESA para anclarlo al monitor por la parte de atrás, de forma que no se vea.

Nosotros hemos montado un equipo con un procesador Core i3 8109U que corre a 3 GHz, 8 Gb de RAM, y un disco duro M2 de 240 Gb. Pero hay que tener en cuenta que hemos utilizado solo un slot de RAM, y queda libre el conector SATA, de forma que podemos de forma muy sencilla y por muy poco dinero ampliar a 16 Gb de RAM y poner otro disco de 2 TB, por ejemplo.

Lo hemos montado en un monitor de 27 pulgadas Full HD con un kit de teclado y ratón inalámbrico, y por poco más de 500 euros IVA Incluido, el cliente se ha llevado un equipo “Todo en uno” con un desempeño más que notable (sin entrar a valorar el tema gaming, ya que para esos menesteres estos equipos no nos sirven).

Teniendo en cuenta que el Imac más sencillo de 21,5 pulgadas cuesta 1300 euros IVA Incluido, yo creo que se le puede dar una oportunidad a esta opción, no os parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *